Qué ver en Asilah - Asilah es una diminuta ciudad que esconde, tras su carácter pintoresco, mucho qué descubrir y sobre todo ofrece un gran deleite, con sus encantadores contrastes, a los más exigentes visitantes.

SATISFACCIÓN GARANTIZADA

100% de reembolso si no está satisfecho con nuestro servicio

Consulte las opiniones de nuestros pasajeros en Tripadvisor  e Testimonios

Qué ver en Asilah – Ciudades a visitar en Marruecos

Situada al noroeste del país, se trata de una ciudad costera que con el paso de los años ha sabido sacar provecho a su Qué ver en Asilah – Ciudades a visitar en Marruecosheterogénea historia. Como en el resto del país, las cosas qué ver en Asilah en un día estarán marcadas por la mixtura de culturas que se han hecho parte de los marroquíes con el paso de los años.

Y es que cada dato histórico está presente en los detalles que fascinan de la ciudad. Verás en ella las huellas de los españoles, portugueses y franceses como un plus además del inmenso disfrute autóctono que ya está presente en la cultura berebere. Sin duda se trata de una ciudad única que no puedes perderte por nada del mundo.

¿Cómo llegar a Asilah?

Pues si te encuentras en el norte del país podrás tomar cualquier tour ofrecido por los hoteles. Y si estás en Tánger, tu sueño de visitar Asilah estará más cerca de lo que parece.

Un taxi te podrá acercar a la ciudad desde Tánger por tan solo 700 dírham o unos 70 dólares en tan solo dos horas.

Acompáñanos a encontrarnos con esta asombrosa ciudad tras su medina y su cercanía al mar. Con su exquisita gastronomía y su desarrollo histórico. Estoy seguro que este recorrido no será una decepción para ti y tus amados acompañantes.

Cosas qué ver en tu estadía en Asilah

El recorrido que tú quieras hacer en la ciudad dependerá mucho de cómo seas y qué tan dispuesto estés a la aventura. Recuerda que al ser una ciudad costera tendrás en tus manos la oportunidad de nadar y disfrutar de las mejores playas de Marruecos.

También Asilah te ofrece la oportunidad de hacer turismo arqueológico, pues cerca de la ciudad encontrarás el círculo de piedra de Msoura. Pero si lo tuyo es un día tranquilo para vivir la cotidianidad de la ciudad también puedes disfrutar de los zocos o mercados populares, además de las arquitecturas histórico - religiosas.

Sin más veamos a continuación las cosas qué ver en Asilah y qué hacer en un día.

Atrévete a bañarte en las exóticas playas marroquíes del mar mediterráneo

Tu recorrido podría empezar tranquilamente visitando algunas de las playas de Asilah. Si esto está entre tus planes podrás incluir la medina de Asilah como destino para tomarte algunas fotos.

La belleza de fondo que encontrarás en la medina junto al mar no tendrá comparación y seguro será uno de los momentos más inspiradores de tu viaje. Además te estarás topando con un dato histórico de la ciudad, pues la medina fue inaugurada en gran parte por los portugueses durante el s. XV.

Después de estas merecidas fotografías matutinas y con tu primer encuentro con las historia de este país podrás adentrarte a cualquiera de las siguientes playas de Asilah.

Playa Rada Beach

Es también llamada Mounier Beach y es una playa que cuenta con una amplia extensión. Hecho   que te permitirá disfrutar de ella con bastante privacidad, pues durante la temporada alta de visitas a la ciudad, un espacio solitario y relajado será la mayor demanda. Si esto es lo que buscas Rada Beach es una de las mejores opciones.

Se encuentra a 20 Km de Asilah por lo que suele ser una playa libre de multitudes, pero si necesitas llegar rápidamente sólo necesitarás escalar algunas piedras desde Sidi Mghayet Beach. En menos de una hora estarás disfrutando del sol marroquí en una de las playas más coloridas.

Ten en cuenta que para llegar a Rada Beach desde Sidi Mghayet Beach a través de las rocas deberás esperar que la marea baje. Pero si lo tuyo no es la aventura extrema, es mejor que solicites un servicio de taxi por menos de Dh400.

Playa paraíso

Es verdad que Asilah cuenta con playas en su cercanía, pero ten en cuenta que estas son las más concurridas durante todo el año. Si quieres pasar un día entero en una de las playas de Asilah, escuchando gratamente del sonido de las olas y de los rayos solares te recomendamos trasladarte un poco.

La alternativa que te recomendamos es Playa Paraíso o Paradise Beach. Esta es la playa perfecta pues lo que le falta en zonas rocosas le sobra en arena suave y agua nítida. Además encontrarás algunos puestos de comida española. En playa paraíso tendrás una verdadera experiencia costera.

Ahora, si tu plan no es quedarte mucho tiempo y deseas aprovechar de gran manera el día que estés en Asilah lo mejor es que disfrutes de las playas cercanas, para que de esta manera puedas seguir tu recorrido de inmediato. La experiencia será igual de gratificante.

Entre azul y verde, un pintoresco lugar llamado Asilah

Para ti que quieres más bien disfrutar de un día común te invitamos a caminar por las bellas calles de Asilah. En ellas te adentrarás en la magia que ofrecen sus divertidos colores en cada una de sus paredes, puertas y ventanas.

Los oriundos han sabido cómo convertir una ciudad tan antigua en un lugar llamativo más allá del color opaco que nos ofrecen los años acaecidos sobre cualquier ciudad. Asilah mezcla estas dos vertientes, digamos artísticas, entre lo antiguo y lo simple de los colores llamativos. La verdad todo un acierto para atraer visitantes.

Todo este paisaje arquitectónico te acompañará mientras consigues qué ver en Asilah en un día o quien quita que su magia te pida quedarte más tiempo.

Bazar de Nashia

Este mercado o zoco como se les conoce está situado en una de las calles más estrechas de la ciudad. Y no por pequeño debes subestimar el número de cosas interesantes que puedes encontrar. ¿Quién no quiere un suvenir único del sitio que visitamos? Pues aquí encontrarás artistas dispuestos a venderte obras originales e irrepetibles.

Podrás también encontrar objetos antiguos de gran valor a bajo costo. ¿Quién quita y encuentras alguna pieza de museo? Solo tendrás que tener ojo de halcón, bastante curiosidad y por supuesto una pizca de paciencia para hurgar en el lugar.

Atlas Bazar

Antes de que los portugueses llegaran a la ciudad es bueno que sepas que también los fenicios, durante su imperio, estuvieron aquí haciendo vida entre los marroquíes. Y no es un secreto que los señores de las alfombras son justamente estos últimos, por lo que también encontrarás alfombras de gran calidad en este bazar. A la misma altura de cualquier alfombra oriunda de Irán.

Encontrarás en Atlas Bazar una tienda de dos pisos llena de alfombras solo para ti. Atrévete a dar con la que mejor combine con tu casa, ¿Qué mejor recuerdo que este?

¿Y para comer? ¿Qué tiene Asilah para ofrecer?

Hay para todos los gustos, desde comida española hasta los mejores postres berebere. Con todo esto y más podrás ampliar tu ya exquisito paladar. ¿Dónde comer en Asilah? A continuación encontrarás algunas sugerencias para calmar la sed y reponer energías durante tu estadía en la ciudad.

Plaza Mohammed V

Se trata de un acogedor restaurante que  siempre cuenta con excelentes ofertas y no por eso sus platos dejan de ser alta calidad. Encontrarás aquí las famosas tartas saladas o bastillas y dulces, brochetas, tajines y pasteles con exquisitos rellenos.

Tendrás una excelente atmósfera al momento de comer y aunque no haya alcohol si podrás pedir cocteles y bebidas naturales.

Ali Baba

En Ali Baba podrás disfrutar de las mejores menestras o sopas de lentejas. Platos que lo han hecho popular entre los lugareños. También podrás disfrutar de los famosos tajines y shawarmas.

En general la comida es bastante variada en Asilah. Sin problemas verás locales con comida francesa o española. Este tipo de lugares suelen ser famosos por los platos heterogéneos que puedes conseguir. Si quieres cruces gastronómicos no dudes pasarte por alguno de estos restaurantes.

El famoso Festival de Asilah

En principio el festival de Asilah fue realizado como un plan para hacer crecer la ciudad, pero sobre todo para dar a conocerla. Después que visitas Asilah te das cuenta de lo rica que es en cultura y en atracción turística, por lo que estarás de acuerdo en que no es una ciudad para ocultar, sino para ser mostrada.

Este hecho fue posible gracias al festival, el cual abre la ciudad durante más de tres semanas al mundo con su sin fin de actividades culturales y artísticas, pues te encontrarás en cada esquina alguna exposición qué ver en Asilah.

Uno de los actos más emblemáticos es que se le pide a los invitados a que contribuyan en la renovación artística anual de la ciudad, por lo que no te puedes perder este acto que hace renacer cada 360 días a la ciudad con sus retocados murales.

Este festival es también importante porque solo durante el evento podrás conseguir abierto al público el majestuoso Palaise de Raissouni Asila. Palacio que fue edificado en el año 1909, por el pirata Er Raissouli.

Verás en cada uno de sus detalles y acabados el poder económico y por lo tato político que este emblemático personaje de la historia de Asilah tuvo en estas tierras.

Con todo lo que te hemos contado podemos decir que Asilah es un destino pequeño, pero con una cantidad de belleza y secretos que solo tú puedes descubrir. Así que no puede haber dudas a la hora de planificar este destino dentro de tu itinerario de viaje por Marruecos. No hay duda alguna, Asilah espera por ti.

Contáctenos

Campos marcados con * son obligatorios