Que ver en Meknes - En Marruecos hay muchas ciudades que esconden maravillas para ser exploradas, puede que Marrakech, Fez y Casablanca sean las más famosas, pero eso no quiere decir que sean las únicas que debes incluir en tu itinerario de viaje.

SATISFACCIÓN GARANTIZADA

100% de reembolso si no está satisfecho con nuestro servicio

Consulte las opiniones de nuestros pasajeros en Tripadvisor  e Testimonios

Que ver en Meknes – Ciudades a visitar en Marruecos

Meknes es de esas joyas escondidas de Marruecos, una ciudad increíble que tiene mucho para mostrar y aunque la Que ver en Meknes – Visitar Marruecosmayoría de las personas vienen únicamente a visitar y conocer la majestuosidad de Volubilis, tenemos que decirte que hay más para explorar estos deslumbrantes vestigios romanos.

Por supuesto Volubilis por sí misma puede ser la atracción principal de la ciudad, pero si te quedas un par de días más verás que hay mucho qué ver en Meknes. Este lugar tiene su propio encanto con su medina y un ambiente mucho más relajado.

Para tener una idea sobre cuáles son los mejores lugares qué ver en Meknes quédate con nosotros, que nuestra lista te dirá cuáles son las principales atracciones de la ciudad que no puedes dejar de perderte.

Volubilis

Que ver en Meknes – Volubilis

Comenzamos con Volubilis porque como te habíamos dicho es quizás la atracción principal turística de Meknes. Estas antiguas ruinas se encuentran a 29 kilómetros de la ciudad, y es el complejo romano más famoso del país debido a lo bien conservadas que están.

En la cima de una colina las columnas romanas se alzan en lo alto, los fragmentos de este templo son un lugar que te transportará a la época de los romanos y te adentrará en una atmósfera tanto impresionante como poderosa.

A pesar de que muchos de los objetos que se han desenterrado en el lugar ahora forman parte de la exhibición del Museo de Arqueología de Rabat, las ruinas conservan muchos mosaicos y pisos dignos de las grandes villas romanas. Estas se dejaron en el sitio para darles a los visitantes una idea de la riqueza de la vida romana de esa época.

La ciudad tuvo su máximo apogeo entre el 24 y 285 d. C., cuando fue la capital provincial de roma, y estas ruinas datan mayormente de ese período donde fue muy próspera. Entre los sitios más importantes que se encontraban en Volubilis están la Casa del Atleta, la Casa de los Trabajos de Hércules y la Casa de Orfeo, cada una conserva mosaicos increíbles.

Como ves este es de esos lugares qué ver en Meknes que no puedes pasar por alto, pero como te hemos comentado tampoco será el único, conoce los demás a continuación.

Museo Dar Jamaï Meknes

Actualmente Dar Jamai se conoce como el Museo de Arte Marroquí, específicamente bautizado así en 1920, pues antes de esta fecha era una residencia de una ilustre familia marroquí, la Jamai. Este lugar conserva su arquitectura de madera pintada y yeso esculpido, muy propio de la decoración tradicional del Marruecos del siglo 19.

El jardín estilo andaluz, las alfombras y mosaicos que allí están son propios de la clase alta de esa época. El museo exhibe y esta dedicado a las artesanías y artes de la región, hay muchos ejemplares de forja y madera tallada.

Una de sus habitaciones se ha mantenido intacta como ejemplo de la típica sala de recepciones marroquí de finales del siglo 19, esto ayuda a los visitantes a darse una idea de cómo vivían las personas acaudaladas de Meknes en dicho periodo.

Si eres amante del arte, este lugar no puede dejar de estar en tu lista, pues sin duda es de esos qué ver en Meknes.

Madraza de Bou Inania

Las madrazas son las escuelas islámicas que además de ser centros religiosos, también son una joya de la arquitectura. Escondida dentro de las calles del zoco de Meknes, Bou Inania instituida en el siglo XIV se ha conservado estéticamente hasta nuestros días.

Sus baldosas zellige están intactas y las aulas que rodean el patio central que una vez fueron la morada de los estudiantes de teología, todavía conservan su esplendor. Las azoteas de tejas verdes sin duda dan un contraste único al lugar.

Además tendrás una excelente vista de toda la ciudad si subes a sus azoteas.

Mausoleo mezquita de Moulay Ismail

Meknes fue la capital imperial de Marruecos en el siglo XVII y fue el sultán Moulay Ismail quien así lo decretó, es por eso que tiene un mausoleo dedicado a él, con interiores impresionantes, pues es una de las máximas expresiones de la decoración religiosa marroquí.

La mezquita no está abierta a personas no musulmanes, pero podrás ingresar a algunas partes exteriores y a la sala de la tumba, en particular esta última tiene una decoración exuberante y bellamente representada.

Deberás quitarte los zapatos antes de ingresar, usar el código de vestimenta modesta musulmana  y darle una propina al guía para disfrutar de tan increíble visita.

Plaza el-Hedim

Para entrar a la plaza el-Hedim deberás ingresar por la hermosa puerta de Bab Mansour, en la parte antigua de la ciudad. La plaza es más pequeña que la de Jemaa el Fna de Marrakech, pero es igual de acogedora y llena de sorpresivas cosas como encantadores de serpientes y artistas callejeros.

Sí o sí tendrás que pasar por la plaza en un par de ocasiones para llegar a las atracciones turísticas más impresionantes de la ciudad, pero este puede ser un lugar de descanso, para entretenerte y tomar un café o té de menta. Hay muchas opciones para comer y probar la gastronomía marroquí.

Bab-el-Mansouz

La puerta principal entre la Media y la Ciudad Imperial es una estructura realmente impresionante de lo inmensa que es, además es muy fotogénica, pues sus colores y detalles arquitectónico así lo hacen ver. Y es que Bab-el-Mansour es un ejemplo de las puertas de entradas sobrevivientes en el tiempo justo al norte de África.

Culminada en 1732 y construida por el sultán Moulay Ismail, esta hermosa puerta no solo deberás atravesarla sino también admirarla. Su detalle arquitectónico es único, lujosos zellige mosaico y el hermoso trabajo de talla le dan mucha importancia hasta a los pequeños espacios.

Aunque la puerta no está abierta, pues pasas por ella por una puerta lateral más pequeña, siempre será impresionante admirarla al pasar por allí.

Palacio Real de Meknes

Aunque no se puede ingresar al palacio real en la actualidad, esta impresionante residencia de la familia real de Marruecos tiene áreas exteriores espléndidas y su exterior te da una idea del estilo arquitectónico marroquí en su máximo auge.

Podrás admirarlo desde afuera y la inmensa puerta de entrada está adornada de manera majestuosa.

Medina de Meknes

Uno de los lugares que ver en Meknes para vivenciar por ti mismo la vida diaria marroquí en la Medina de Meknes o ciudad vieja, este vibrante y bullicioso lugar lleno de zocos y calles estrechas, es para los más ávidos compradores que están dispuestos a cazar y regatear un excelente precio.

Este es el hogar de Souk Nejarine uno de los comercios más populares de productos textiles de la ciudad, además verás también tiendas de artesanías tradicionales, así como ropa y las famosas sandalias marroquíes.

En este zoco obtendrás mejores pecios que en los zocos de otras ciudades. Al centro de la Medina verás la Gran Mezquita de la que ya te hablamos, también muchos restaurantes y cafés para descansar y comer.

Moulay Idriss

La ciudad de Moulay Idriss lleva el nombre del santo más importante y venerado de Marruecos, quien sería tataranieto del profeta Mahoma y fundaría el primer estado marroquí. Esta ciudad construida sobre las rocosas colinas Khyber y Tazga, está a unos pocos kilómetros de Meknes.

Y es de esos lugares qué ver en Meknes y sus alrededores, pues la construcción de los edificios que “caen” por las laderas le da un aspecto único a esta pequeña ciudad. Para los fieles está en un centro de peregrinación muy importante, y anualmente en agosto se lleva a cabo un festival religioso muy importante.

Aunque solo los musulmanes pueden ingresar a los templos de la ciudad, pasear por la medina y los senderos de las laderas te permitirá obtener impresionantes vistas del paisaje.

El zoco de Meknes

Al costado de la plaza principal de Meknes está el zoco donde los puestos de mercado y restaurantes no se hacen esperar. Los vendedores agresivos están a la orden del día, así que este lugar es para el cazador de ofertas más experimentado.

El zoco de Meknes en sí mismo tiene un interior hermoso, que con las distintas tiendas y productos le brindan una paleta de colores y aromas que inundará tus sentidos. En el pasillo verás hierbas de todo tipo y hasta rutas secas, también animales frescos y pequeñas alfombras.

Es realmente un lugar qué ver en Meknes pues explorar aquí y encontrar ese tesoro invaluable que estás buscando puede llegar a ser una realidad. Ahora que conoces todos estos lugares de Meknes incluye en tu visita a Marruecos esta pequeña pero acogedora e increíble ciudad.

Contáctenos

Campos marcados con * son obligatorios